Bonita noche donde Pablo López se dio por completo a un público entregado, arriesgando, en voz y puesta en escena. Un concierto al que acudieron cerca de 400 fans que vibraron con la música del artista malagueño.
10 enero 2014.

Pablo López presentó en la noche de este jueves 9 de enero, en los salones del Centro de Celebraciones Palace, y ante la presencia de más de 350 invitados, su nuevo disco ‘Once historias y un piano’, organizado por el conocido espacio musical de la cadena SER, ‘Los Cuarenta Principales’.

El joven cantante malagueño, criado en Fuengirola, apareció por Huelva con gran expectación por parte de un grupo mayoritariamente femenino que  viene siguiendo sus pasos musicales desde sus comienzos en el formato televisivo ‘Operación Triunfo’, donde consiguió un meritorio 2º puesto, en el año 2.008 y en el que, junto al compositor Kike Santander, compuso el tema “ Agua” que se convirtió en la canción oficial del programa y, posteriormente, de la Exposición Universal de Zaragoza, que estuvo referenciada precisamente a este tema, el agua.

‘Once historias y un piano’ fue grabado en Barcelona y masterizado en Londres. Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es un disco fresco, trabajado,  íntimo, muy vital y, por supuesto, como él mismo asevera, intenso y adictivo. “Un disco con formato de pop melódico español pero pensado y ejecutado en el ambiente cerrado de un bar a altas horas de la madrugada”. Y no le falta razón al malacitano.

Sus temas son consecuencias de sus vivencias. Sus letras expresión pura y nítida de lo que ocurre en su entorno social, vital y personal. Letras de hoy y letras intimistas dedicadas al amor, Al amor de “Ella”, una composición con la que consiguió establecer una simbiosis total con un público seguidor y fiel cuando les narró la causa de la misma. Entre camaradería y complicidad les hizo una chispeante y simpática alocución de esas noches de amor casual y absoluto, entregados y únicas, de esas noches mágicas que suceden en la juventud y que acaban cuando terminan las mismas, las noches.

El reto era importante. En el escenario no había más que un piano. Enfrente 350 personas esperando al ídolo, expectantes. “El piano es mi idioma, una extensión de mi mismo, me abre armónicamente”, confiesa, Y efectivamente, así es. Se nota, encima de las tablas, su formación musical académica, y sobre este instrumento, el piano, durante más de diez años en el conservatorio. Por ello, no resulta ridículo o arriesgado oír los comentarios por parte de la prensa especializada de su parecido o semejanza a cantantes tan importantes en el panorama musical internacional como Billy Joe o Elton John. Así, durante casi una hora, fue desgranando temas de su repertorio , incluidos en el nuevo disco, como esa inolvidable “La mejor noche de mi vida” o “Lluvia en el cristal”. Les siguió otros como “Suplicando”, “No me arrepiento”, “ Dónde” y consiguió el cenit, levantar al público y que le acompañara , batiendo palmas, al compás, en muchos de ellos.  Y así, casi de sorpresa,  intentó despedirse con el tema insignia de este compacto, “Ví”, con el que consiguió y logró la conjunción total entre su persona y los espectadores que, a pesar del cansancio del compositor, logró arrancarles algunos bises más.

Un bravo a Pablo López, que se nos asienta como una apuesta segura y ganadora dentro del marco de los compositores españoles, y bravo también a la dirección del Centro de Celebraciones Palace, de Huelva, que, una vez más, se ha ofrecido a dar cabida en su seno a espectáculos como éste que redundan por y para el bien de Huelva y los onubenses.

Fuente: Huelva Buenas Noticias

COMENTAR